[Asian Stuff] Nueva sección | ¿Cómo empezó a gustarme el anime?

¡Damos por comenzada una nueva sección en el blog!
Como ya dije en la entrada de Welcome January, voy a empezar una nueva sección de anime y manga en el blog, ¡y aquí está la primera entrada! Esta y algunas de las próximas entradas de Asian Stuff estarán sacadas de mi anterior blog sobre anime y manga.

"El anime es para frikis, no entiendo a la gente que ve dibujos chinos" Yo con 14 años soltando maravillas por la boca.
En realidad, desde bien pequeña le había tenido una especie de odio a todo lo relacionado con Japón (y aquí estamos ahora, quien lo diría) Recuerdo que el primer anime que vi en mi vida fue Naruto, y me gustó, hasta que me enteré de que era lo conocido como un anime y dejé de verlo enseguida. Como si me fuese a entrar el frikismo por los globos oculares. Me atrevería a decir que era algo así como un racismo sin sentido alguno. También recuerdo que cada vez que en la tele salían reportajes sobre salones mangas, por ejemplo, no hacía más que preguntarme de donde salía tanto bicho raro. Faldas pomposas, pelucas hasta la cintura, katanas hechas con cartón, a mi todo aquello me parecía un mundo totalmente a parte del mío y entre más lejos estuviese todo eso de mi, mejor.
Cuanta inocencia por mi parte.
Pero si algo bueno tengo, dejando toda la mala leche hacia lo nipón de lado, es que soy incapaz de criticar algo sin haberlo visto. Ya me pasó con Justin Bieber, del que me escuché unas veinte canciones para poder decir tranquilamente que odiaba su música sin que ninguna believer me pudiese decir "no puedes decir eso si nunca la has escuchado, blah, blah" Por la misma razón me tragué todas las películas de Crepúsculo y me leí los libros de 50 sombras de Grey, el anime no iba a ser menos.
Por ello, un día de noviembre normal y corriente, me puse manos a la obra. Problema número uno, lo primero era lo primero ¿qué anime iba a ver? Conocía la existencia de algunos: Detective Conan, Dragon Ball, Naruto.. pero todos ellos me sonaban infantiles y tenía claro que si me ponía a ver cualquiera de esos me aburriría de momento (además, por aquellos entonces no sabía que dichas series eran tan, TAN largas) Así que exprimí mi cerebro lo máximo que pude intentando recordar algún anime, y solo uno me vino a la cabeza: Death Note. No sabría decir de donde había oído yo hablar de ese anime (quizás de frikipedia), solo sabía que era un anime y que además le gustaba a muchísima gente. Muchos puntos a favor. Aquí vino el problema número dos, ¿donde coño se ven los animes? Yo, inocente de mi, pensaba que todos los animes estaban ya en español así que busqué en la página en la que por aquellos entonces solía ver series yo. Y la encontré.
Ahí estaba yo, con cara de wtf mientras escuchaba el opening de Death Note, el que se convertiría en uno de mis ops favoritos. Me mantuve mis trece durante los primeros 25 capítulos, aunque me había visto más de la mitad del anime en una tarde yo seguía diciendo que a mi eso no me gustaba. Después paso ESO que pasa en Death Note y me cagué en el anime y en todos los japoneses del mundo. Dije algo en plan: No voy a volver a ver anime en mi vida. Tres minutos después estaba viendo el siguiente capítulo.
Vaya, que pasé de odiar el anime a verme casi uno al día en época de exámenes. Después me preguntan porque con 15 años sacaba tan malas notas en el instituto.
Yo dándole al siguiente capítulo de Death Note a las 3 de la mañana.
Y aquí estamos, tres años (o dos, ni idea)  y un montón de animes después.

Moraleja: No digas que odias algo sin haberlo probado que después quedas como el culo una hipócrita.

¡Eso es todo por hoy!
Espero que os guste esta sección y nos vemos en próximas entradas.

8 comentarios:

  1. Hola!
    Yo antes tampoco pensaba que iba a ser capaz de ver anime, lo veía como lo hacías tu y ahora me veo súper enganchada con Fairy tail jajaja

    ResponderEliminar
  2. Holiiii!
    A mi me encantan los animes, tienen ese toque que los hace únicos y especiales, te recomiendo mucho Sword Art Online y Nana :3
    Genial la entrada ♥

    ¡Nos leemos!
    http://diariopelorricen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Hola <3
    Tanto tiempo sin ver un post tuyo pero bueno volviste <3 Wii

    ResponderEliminar
  4. Oh dios, te entiendo completamente, a mi hace poco me ha pasado lo mismo con los doramas >.< (que no es que los odiara, pero sí decía que nunca vería uno)... definitivamente nunca digas nunca jaja. Seguiré al pendiente de esta sección.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!! soy nueva viendo tu blog, jaja
    a mi no me gusta el anime, tal vez me paso lo mismo que a tí xD
    En fin, seguiré el blog :) una preguntas.. ¿eres venezolana? :v
    Hasta luego nwn

    ResponderEliminar
  6. ajaajja buena historia.
    Yo igual veo anime aunq no me considero otaku, asi que estare esperando tus recomendaciones futuras :D

    ResponderEliminar
  7. Esta entrada es TAN GENIAL!! Me he hartado de reír, espero con ansias las demás!! UN saludo :)

    ResponderEliminar
  8. Hola
    Jajaja un nuevo tipo de racismo hacia el frikismo jajajaja
    Me encanto tu entrada, yo realmente desde pequeña (desde que recuerdo) siempre he visto algo de anime. Pero ahora a mis 20 años soy una adicta total (con decirte que prefiero maraton de anime a fiesta) y es que existe una gran cantidad para elegir
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a dejar un comentario! Como todos los blogs, este se alimenta de tus opiniones. Recuerda que fangirlear está totalmente permitido y que con el spam poco se consigue.

Si tienes alguna duda, dirígete a la sección de contacto ya que es más fácil hablar por correo que por comentarios.

¡Nos leemos!