Yo, yo misma y mis libros favs. | ¿Cuales son mis libros favoritos?

La pregunta más incontestable del mundo, aquella que hace temblar a cualquiera:
¿Cuál es tu libro favorito?
Y sí, consigue que a quien se la preguntes te mire con cara de corderito degollado. Aquellos a los que nos gusta la lectura haremos una lista mental de los ochocientos libros que hemos leído y un resumen, del resumen, del resumen del ranking con los porqués de al menos doscientas páginas. 
Aquellos a los que no les gusta (¿cÓMO?) dirán el título del último libro que recuerdan haber leído, seguramente porque se lo mandaron en clase. Acabaron leyendo resúmenes de Internet pero ¿y lo guay que quedan cuando dicen que su libro favorito es La Celestina?

El punto de todo esto es que hace poco me preguntaron cuál era mi libro favorito y yo, que no soy la persona más original del mundo precisamente, contesté lo típico:
«No puedo elegir solo uno»
Porque sí, eso es lo que contestamos todos (si tu no contestas eso porque de verdad tienes un libro favorito, te odio y te idolatro al mismo tiempo). La persona en cuestión, ante esta respuesta, me dijo algo en plan: «Pues tiene que ser solo uno, si fuesen más, ya no sería tu favorito (no era exactamente así o al menos sonaba bastante mejor)» A raiz de esto, y teniendo en cuenta que yo, como individuo libre, puedo tener todos los libros favoritos que me de la gana, he decidido hacer esta entrada contando un poco qué libros han sido mis favoritos, cuales lo son ahora mismo y todos los porqués. Empecemos.
Puedo decir, con el pecho hinchado de orgullo, que mi primer libro favorito fue La historia interminable de Michael Ende. Yo odiaba leer, para qué mentir, pero eso de un libro impreso en colores sobre un niño que se mete en un libro cuya edición es igualita al libro que estaba leyendo me gustó tantísimo que sí, puedo decir que fue uno de los libros de mi infancia. Tardé nada más y nada menos que todo el verano en leerlo (por aquel entonces pensaba que podría participar en la formula 1 de leer libros y todo) y fue el primer libro que coloqué en mis estanterías. Ahora no sé ni donde está, oops.
Mi segundo libro favorito no llegaría a mis manos hasta muchos años más tarde. Como ya he dicho, yo odiaba leer. Pero un montón. Es que, a ver 
¿para qué leer si hay pelis? 
Yo, 12 años.
(si conseguís una máquina del tiempo, os doy permiso para que vayáis al pasado y me peguéis)
El tema es que, no sé como, se me metió en la cabeza que quería leer A tres metros sobre el cielo de Federico Moccia y me hice con la edición de bolsillo que, perdonad que os diga, era una monería. Una semana tardé en devorarlo. Leía antes de dormir, al levantarme, mientras comía e incluso me lo llevé a una comida a la que fui con mis padres. Lo mío era vicio del de verdad. Ni si quiera la historia era tan interesante, todos conocéis la trama, pero para una niña de doce años eso del chico malo, la chica buena, las motos y el romance de instituto digievolucionaba en la mejor historia del mundo mundial. Me lo leí otras cinco veces, y ahora me muero de ganas de releer ese libro para comprender como podía gustarme tanto y tenía un crush tan grande con Step (¡STEP, NO HACHE! seguro que en la película, la española, le cambiaron el nombre porque no sabían si Step se pronunciaba «step» o «stip»)
Después de eso, una trilogía que todos conocemos muy bien se ganó el puesto. Leí los tres libros de Los juegos del hambre en un pdf con el ordenador y no me duraron más de una noche. Los tres. Claro, que por aquel entonces yo ya me fundía libros y libros en una sola noche y toda mi familia estaba acostumbrada a que me levantase a la hora de comer. Creo que no me equivoco cuando digo que Los juegos del hambre fue la primera distopía que leí. Hasta entonces me había centrado en libros romanticones y fue cuando leí la trilogía de Suzanne Collins cuando descubrí que género me gustaba de verdad.

Y, con eso, llegamos a la actualidad. Sí, sé que hay un salto enorme de años. Cuando leí Los juegos del hambre (unos meses después de A tres metros sobre el cielo) yo tenía unos 12-13 años, y ahora tengo 18. Durante ese tiempo ¿no he tenido libros favoritos? Sí, millones, pero la mayoría de ellos siguen siéndolo a día de hoy así que mejor los englobo todos juntos.
A continuación os voy a poner una lista enoooorme con todos los libros que considero mis favoritos y un pequeño por qué. No me alargo mucho porque esto me da para tres entradas y no es plan.
-Bajo la misma estrella de John Green. Pocos libros me han llegado a emocionar tantísimo, aunque quizás si lo volviera a leer ahora no me llenaría tanto (todo por idealizar tanto a John Green).
-La oscura verdad de Mara Dyer de Michelle Hopkins. Tanto drama, tanta oscuridad y ese personaje masculino que me enamoró desde la primera página hacen que este libro no pudiera no estar en esta lista.
-Un monstruo viene a verme de Patrick Ness. ¿Un libro que te haga pedacitos el corazón, el alma y todo el cuerpo en general? Este.
-Antes de ti de Jojo Moyes. Yo antes del libro: Buah, cursi seguro. Yo después del libro: Buah, que curES SUPER BONITO LEEDLO.
-Amanecer Rojo de Pierce Brown. No sé ni qué decir de este libro, una pasada.
-Tormenta de Jay Kristoff. Cuando mezclas cultura japonesa y streampunk no puede salir nada malo.
-El mar infinito de Rick Yancey. Sí, me gustó más que la primera parte. Es que pedazo de giros argumentales, por poco se me sale el corazón.
-1984 de George Orwell. Los libros que hacen críticas a la sociedad me encantan, le añades algunos guiños a la historia real y voilá.
-Te daría el mundo de Jandy Nelson. Este libro es arte en todos los sentidos en los que se pueda interpretar la palabra.
-Sombra y hueso de Leigh Bardugo. Una trama super interesante por aquí, una ambientación oscura por allá y un malo malísimo que a mi me tiene enamoradísima y ¡tachán! nuevo favorito.
-Eleanor y Park de Rainbow Rowell. ¿Pero cómo va a faltar la que es ya una de mis escritoras favoritas? Por favor.
No sabéis cuantísimos libros me dejo atrás, pero no quería que esto se hiciera eterno (podría, con la cantidad de títulos que me faltan por decir). Como podéis ver, los géneros son bastante dispares, aunque hay algunos cuyas tramas se parecen un montón entre sí pero, ¿queréis saber qué tiene que tener un libro para convertirse como por arte de magia en uno de mis favoritos? Entrada prontísimo en la que os lo explico con todo lujo de detalles (interese a quien le interese).
¡Nos vemos muy pronto!
Ah, y siento no devolveros los comentarios y/o comentar en vuestros blogs. Prometo volver a la normalidad prontito.

3 comentarios:

  1. Pues coincidimos en bastantes, A tres metros sobre el cielo, Un monstruo viene a verme, Te daría el mundo, Bajo la misma estrellas también me gustaron mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Hay muchos libros de los que has nombrado que aún no me he atrevido a leer, pero coincido con Yo antes de ti, La oscura verdad de Mara Dyer y Sombra y hueso.
    Me encanta tu blog y te he nominado al Versatile Blogger Award, te dejo el link:http://caminandoentrelibrosblog.blogspot.com.es/2016/03/versatile-blogger-award.html
    Un beso :3

    ResponderEliminar
  3. Hola, hola.

    Vengo del grupo de iniciativa blogger, ya te he seguido ^^

    Estoy comentando en las últimas entradas de los blogs por los que me paso, pero cuando he visto el título de ésta no he podido evitar venir aquí en lugar de a un post más reciente.

    Me ha gustado mucho ver cuáles son tus libros favoritos ^^ No he leído muchos, pero coincido en que Yo antes de ti es maravilloso. Bajo la misma estrella lo leí hace un añito y me gustó mucho, aunque tampoco lo disfruté tanto tanto como la mayoría de la gente.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a dejar un comentario! Como todos los blogs, este se alimenta de tus opiniones. Recuerda que fangirlear está totalmente permitido y que con el spam poco se consigue.

Si tienes alguna duda, dirígete a la sección de contacto ya que es más fácil hablar por correo que por comentarios.

¡Nos leemos!