Mis lecturas obligatorias + opinión al respecto.

¡Hola, hola!
Odio los jueves casi más que los lunes, e incluso más que los miércoles, que ya es decir. En realidad odio todos los días de la semana menos el sábado. ¡Pero eso no era de lo que quería hablaros hoy! 
Esta mañana me han dicho los libros que me tengo que leer durante este curso.
Por desgracia, o quizás no tanta, solo son tres:
-La casa de Bernalda Alba  de Federico García Lorca.
-La voz dormida de Dulce Chacón.
-Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez.
Normalmente tengo que leer tres libros más de filosofía, pero este año se ha decidido que no haya lectura obligatoria de dicha asignatura.
La verdad es que no puedo quejarme demasiado porque tenía muchas ganas de leer Crónica de una muerte anunciada, aunque de los demás títulos, aunque he oído hablar de ellos, no sé de qué tratan.

En realidad, la razón por la que he hecho esta entrada es porque quería dejar mi opinión al respecto de las lecturas obligatorias (satán personificado para muchos), el cual ya se ha dado mucho por la blogosfera. 
Como amante de los libros que soy siempre espero impaciente que los profesores den las listas con los libros que vamos a leer durante el curso, pero más de una vez, y creo que no soy la única, me han mandado libros que me aburren hasta el infinito.
Comprendo perfectamente que, una vez que pasas de la educación obligatoria tienes que leer libros conforme a tu nivel académico pero ¿qué escusa le ponen a los niños de 13 años que tienen que leer La Celestina? Pienso que a esta edad lo mínimo que podrían hacer es mandar libros de un género juvenil que atraiga a los chicos a la lectura. Obviamente un niño va a preferir leerse un resumen del Quijote en internet antes que leerse la adaptación del mismo
De todos las lecturas obligatorias que he tenido que leer la única que me ha gustado ha sido Marina de Carlos Ruiz Zafón cuando tenía 13 años. Aquella ha sido la única lectura de todas que me ha gustado, teniendo en cuenta que era de las únicas de mi clase que cogían un libro por puro gusto.
He ahí mi punto de vista. Por otro lado está el tema de los examenes de dichas lecturas obligatorias. Basándome otra vez en mi experiencia personal, el año pasado tuve que leerme para filosofía el libro 1984 de George Orwell. Dado que tenía que leérmelo en una semana para hacer el examen, el libro me gustó entre poco y nada. Aún así, volví a leerlo hace unos pocos meses y el libro, al contrario que la vez anterior, me encantó. Es más, lo considero uno de los mejores libros que he leído. Puede que haya sido porque la segunda vez lo entendí mejor, pero creo que la presión en sí del examen y el "¿qué me preguntarán de este libro?" hace que uno no pueda concentrarse bien en este ni disfrutarlo en su totalidad.

Al final la entrada me ha quedado corta ¿verdad? (que se note la ironía) Poned vuestra opinión al respecto, no importa si es en contra, que la leeré encantada.

¿Qué libros tienes que leer tú este curso? ¿disfrutas de las lecturas obligatorias? Deja tu opinión.

PD: Hace algo así como años luz que no subo una reseña pero la semana que venga tendréis unas pocas.

13 comentarios:

  1. ODIO las malditas lecturas obligatorias. Este curso tengo que leerme unos diez libros en total... El Asno de oro, Frankenstein, La tribuna, La isla bajo el mar, otros cuatro a elegir (en una lista) para gallego y otros dos que nos quedan por saber.
    La verdad es que ninguno me llama, tal vez solo Frankenstein un poco, pero el resto...
    AYUDAME SEÑOR, no sé como voy a hacer esto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿DIEZ LIBROS? Creo que ni en lo que llevo de vida he leído tantas lecturas obligatorias.. La verdad es que yo estaría bastante harta jajaja.
      ¡Fuerza de voluntad, que tú puedes!
      Un beso y gracias por pasarte ^^

      Eliminar
  2. Hace poco hice un tema de debate justamente de esto, de las lecturas obligatorias. No estoy en contra de que se haga una lectura obligatoria, pero creo que deberían dejar al alumno más libertad de elección. Por ejemplo, si hicieran una lista, aunque fuera solo de 5-10 títulos esenciales, la persona ya podría elegir y eso, quieras o no, influye a la hora de ver las lecturas como algo positivo. Lo importante es incentivar al a lectura, creo yo, por encima de que se haya leído X o Y libro.
    Yo recuerdo que no tuve muchas lecturas buenas, aunque una profesora me dejaba subir nota leyendo un libro a elección, a demás del libro obligatorio. He leído libros que me han gustado, pero ninguno de esos que dijeras "UAU" (como Marina. Ojalá me hubieran puesto Marina xD).

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Donde hay que firmar para que tu idea se lleve a cabo? Si te diesen a elegir, además de que terminarías leyendo el libro que más te gusta, lo harías con más ganas. Es algo así como una falsa libertad (? no sé si me explico jajaja.
      Eso de subir nota leyendo es genial. Yo tuve una profesora que hizo lo mismo y dado que leo bastante rápido terminó poniéndome el 10 en la asignatura.
      Marina es sin duda la mejor lectura obligatoria que he tenido jamás jajajaja.
      ¡Gracias por pasarte, un beso!

      Eliminar
  3. La verdad es que 1984 es un libro demasiado denso para poder leertelo en una semana y poder disfrutarlo. Posiblemente, de haber sido otro el marco, incluso lo habías disfrutado.
    Respecto a Marina, es un libro maravilloso y fácil de leer y disfrutar, como todo lo que crea Ruiz Zafón.
    De las que te han mandado este año, el de Dulce Chacón no lo he leído aunque creo que te gustará. Crónica de una muerte anunciada es muy bueno, pero de los tres mi favorito es La casa de Bernarda Alba. No soy muy aficcionada al teatro pero es una obra fantástica. Espero leer dentro de un tiempo por aquí que la has disfrutado, yo al menos lo hice :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me hizo pesadísimo y los diálogos internos interminables. No veía la hora de acabar el dichoso libro jajaja.
      En mi opinión, y después de mi experiencia, los libros de Carlos Ruiz Zafón, sobre todo los más cortitos que tiene son geniales como lecturas obligatorias.
      ¡Muchas gracias por tu opinión! Haces que quiera coger con más fuerza los libros jajaja.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola, pues tienes toda la razón en lo que dices. Por suerte cuando entre a bachiller los libros que me ponían mis maestros eran entretenidos (la mayoría) me gustaron mucho en su tiempo Las chicas de alambre de Jordi Sierra i Fabra, Ilse por favor vuelve a casa y el mejor de todos: Pregúntale a Alicia. Pero lo que explicas sucede muy a menudo. Ahora mismo no llevo ninguna materia en la universidad que me exija leer libros, el próximo semestre sí con Letras 012.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me está pasando al revés, los libros de Bachillerato me están aburriendo muchísimo más. Se centran tanto en los clásicos que desechan los realmente entretenidos, o al menos esa es mi opinión.
      Pues espero que disfrutes tus libros más de lo que yo lo voy a hacer con mis lecturas obligatorias jajaja.
      ¡Gracias por pasarte, un beso!

      Eliminar
  5. ODIO las lecturas obligatorias Sí, es verdad que hay que leer clásicos, blablabla, pero con esas lecturas no consuguen ni mucho menos fomentar la lectura en jóvenes, ni que aprendamos mucho que digamos. El año pasado tuve que leer, como tú este año, la casa de Bernarda Alba. También leí Don Juan Tenorio... Aparte de que leer teatro me amarga mucho, no los disfruté por lo que tú dices, pensando todo el rato en el examen... Para ética leímos Del amor y otros demonios, de García Márquez. ese sí me gustó mucho, pero este año para filosofía vamos a leer ensayos... ¡Odio leer ensayos! me pierdo, porque, a ver, no hay trama, por lo que es imposible seguir un hilo conductor... Bueno, habrá que resignarse. El año pasado mi profesor de lengua estuvo a punto de mandar La ladrona de libros... ¡Hubiera estado genial! menos mal que una profesora de hace unos años nos mandó Finis Mundi de Laura Gallego, y El príncipe de la niebla deRuiz Zafón. Esos fueron una elección perfeeeeeecta, eso sí que fomenta la lectura. Siento el comentario tan largo :P
    Me ha gustado mucho esta entrada. ¡Un beso!
    http://blogdeliteraturajuvenil.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y lo más gracioso es cuando los profesores dicen: Hacemos lecturas obligatorias para iniciaros a la lectura. Si quisieran iniciarnos nos mandarían otro tipo de libro, hay que tener dos dedos de frente para darse cuenta de eso.
      ¡Ya somos dos las que odiamos los ensayos! En realidad no es que lo odie demasiado, pero volvemos al tema de la presión del examen. En los ensayos se tocan tantas teorías y temas que lo único que haces es pensar en el examen. Te entiendo, yo me pierdo mil veces leyéndolos jajaja.
      ¡A ti sí que te han mandado lecturas buenas! Mataría porque me mandaran algunos de esos libros a mi jajaja. ¡Tranquila! me gustan los comentarios laaaargos jajaja.
      ¡Me alegra que te gustase y gracias por el comentario!
      Ahora mismo me paso por tu blog, ¡un beso!

      Eliminar
  6. Yo también odiaba las lecturas obligatorias, pienso que hay libros clásicos que no deberían leer en el instituto, que tendrían que mandar algo mas juvenil de esta manera seguro que muchos mas chicos/as empezarían a leer porque les gusta. Creo que un buen libro que tendían que mandar en el instituto es La lección de August. es genial.
    En cuanto a tus lecturas obligatorias, La casa de Bernalda Alba esta bastante bien. Yo también la tuve que leer. Es una obra de teatro bastante corta y se lee en nada
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera vez que leí La lección de August pensé justo eso, que deberían de mandar ese tipo de libros para clase. A más de uno les enseñaría una lección y como comportarse con los demás. Si alguna vez soy profesora (nunca jamás va a pasar eso jajaja) mandaré ese tipo de libros.
      Me animas mucho con lo que dices, es el libro al que le tengo menos ganas y el primero que me tengo que leer.
      ¡Un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. Hola!
    Bueno, yo hace tiempo que dejé de tener lecturas obligatorias, jajaja. Pero te puedo comentar de las que tuve yo, ya hace unos años.
    No me acuerdo de todas, pero sí recuerdo tener que leer Las Brujas de Roald Dahl (y enamorarme de ese libro, antes incluso que Matilda), El príncipe de la Niebla de Zafón (creo que entonces aún no había escrito los otros), Josefina de Maria Gripe y otros muy molones, que disfrute mucho, y me hicieron adorar la lectura. También tuve que leer coñazos y mamotretos impensables: La Celestina, El Quijote (que de hecho nunca acabé), y de más mayor, en el instituto, tuve que leer Lorca y Delibes (Las Ratas, concretamente) y aún hoy lo recuerdo con cariño.
    Creo firmemente que gran parte del hecho de que a un niño le guste leer y disfrute leyendo siendo adulto es cosa de las lecturas que haga de pequeño. Tuve la gran suerte de tener que leer libros que me encantaron, pero soy consciente de que no todos tienen esa suerte.

    De los que te han tocado este año, sólo he leído a Lorca, y me encantó. No soy neutral, porque lo adoro, y Bernarda Alba y Bodas de Sangre puede que sean mis preferidos. De los otros dos no puedo opinar, no conozco nada de Dulce Chacón, y no he leído Crónica, así que no sé. Espero que al menos no te lleguen a parecer un coñazo y disfrutes mínimamente.
    ¡Muchos ánimos! :D

    ResponderEliminar

¡Gracias por animarte a dejar un comentario! Como todos los blogs, este se alimenta de tus opiniones. Recuerda que fangirlear está totalmente permitido y que con el spam poco se consigue.

Si tienes alguna duda, dirígete a la sección de contacto ya que es más fácil hablar por correo que por comentarios.

¡Nos leemos!